miércoles, diciembre 08, 2010

Mirando el río Mississippi, escuchando a Gertrude Morgan

En 1947, el músico de banjo Danny Barker grabó Tootie Ma is a Big Fine Thing y Corine Died on the Battlefield, aunque la grabación sólo vería la luz en un disco de 78 rpm varios años más tarde.
Más de medio siglo después, Tom Waits y la Preservation Jazz Hall Band de Nueva Orleans han publicado su propia versión de aquel disco de pizarra.

La cara A, Tootie Ma is a Big Fine Thing puede encontrarse también en el álbum que la banda editó hace unos meses y que contaba con la colaboración de algunos grandes nombres de la música americana.


Según Ben Jaffe, director del Preservation Hall, "fue una copia original de esas canciones que envié a Tom Waits lo que lo metió en el proyecto en un principio".

"Estaba revisando los archivos del Preservation Hall, que es una colección inmensa que mis padres acumularon a lo largo de cuarenta años. Encontré una caja sin identificar de discos de pizarra, una caja entre cien. Fue como si se hubiera abierto el cielo y la luz de Dios hubiera apuntado a este disco. Lo saqué y era la grabación original de Danny Barker de Tootie Ma was a Big Fine Thing, con Corine Died on the Battlefield en la cara B. Ni siquiera sabía que este disco existía. Nunca había visto una copia ni había oído hablar de él".

"Nos llevó mucho tiempo hacer llegar la idea a Tom Waits y conseguir que se interesara en el proyecto y hacerlo venir a Nueva Orleans. Todo fue un acto divino. Él es el tipo de artista para el cuál ninguna cantidad de dinero lo convencerá de participar en un proyecto. O es algo que quiere hacer o no lo hará. Sabía que tenía que ser algo realmente especial para hacerlo participar en el disco".

Jaffe habló sobre la idea de editar un disco de 78 rpm con Waits justo después de las sesiones de grabación. "Estábamos en la parte trasera del Preservation Hall. Estuvimos un rato después de acabar la sesión. A mí se me ocurrió que estaría bien editar las canciones como un 78 rpm y él dijo que sí, que sonaba genial."

El problema logístico era evidente. Pese al actual resurgir del vinilo, muy poca gente dispone de un equipo capaz de reproducir discos de 78 rpm, el formato estándar hasta los años 50. De ahí la idea de ofrecer una edición limitada de 504 unidades que vienen acompañadas de un reproductor exclusivo diseñado para el Preservation Hall.

El precio del pack es de 200 dólares. El disco sólo vale 50 dólares. La recaudación se destina a la fundación del Preservation Hall.

En palabras de Jaffe: "Cuando tienes una canción, la escuchas hasta que cada nota se incrusta en tu cerebro. Hoy en día la gente va por ahí con decenas de miles de canciones en el iPod. Ya no tenemos esos momentos especiales con una canción. Pero cuando pones un disco de 78 rpm tienes que sentarte ahí. Cuando acaba, tienes que levantar la aguja o te lo cargarás. Tienes que ser muy cuidadoso con un disco de pizarra. Es esencialmente una pieza de cristal. Hay un sistema de valores que no existe hoy en día".

"Cuando estaba intentando convencer a Tom Waits de participar en el proyecto con nosotros le enviamos un reproductor de discos de 78 junto al disco de Danny Barker. Clint Maedgen y yo fuimos a su hotel antes de que llegara y le instalamos allí un reproductor con un montón de nuestros discos favoritos. El primer mensaje que recibí de él decía "estoy aquí mirando el río Mississippi y escuchando a Gertrude Morgan. No puedo imaginarme una manera mejor de pasar la tarde".

Etiquetas: , , , , , , , ,